Os presentamos el caso de MICRA, hembra de American Bull a la que hemos estado siguiendo durante todo su embarazo para programar la cesárea. La gestación de una perra está en torno a los 63-65 días no siendo siempre estos días fijos por lo que recomendamos hacer un seguimiento del embarazo. Para poder hacer un diagnóstico precoz de gestación se recomienda hacer una ecografía a partir del día 20 tras la monta. En ella se pueden ver las vesículas fetales pero el número de fetos será aproximado hasta que osifique el esqueleto de los pequeños y se puedan contar por medio de una radiografía.

Virginia, Miguel y MICRA durante una de las ecografías de seguimiento que se han llevado a cabo.

Para la cesárea es muy importante llevar a cabo un protocolo anestésico específico para no afectar a los cachorros. Nuestra compañera Laura se encargó de ello y de realizar la cesárea junto con Mar.
Cuando se sacan los cachorros del útero cada uno está dentro de su placenta por lo que una vez fuera de la madre, se debe romper las placentas, sacar a los cachorros, hacer hemostasia y corte de los cordones umbilicales y limpiarles perfectamente las narinas y la boca para que empiecen a respirar por sí mismos.

La cesárea fue un éxito y los cachorros se encuentran genial. Nacieron 7 hembras y 4 machos y tanto ellos como la madre se encuentran en perfecto estado.
Queríamos dar las gracias a Miguel por confiar en el equipo Faycán durante toda la gestación de Micra.